Le llamaron "El Tulk" por ayudar a su tía en un "pequeño" problema

Redacción

redaccion

|

Miércoles 04 de Octubre de 2017 - 17:17
compártelo
  • Acar afirma que le molestó la forma en como trataron a su tía.
Acar afirma que le molestó la forma en como trataron a su tía.
Un hombre de 23 años se vio obligado a utilizar su fuerza para resolver una "pequeña" disputa que tenía su tía con los vecinos. 
 
Hakan Acar fue apodado en  redes sociales como "El Tulk" (por el personaje El Increíble Hulk) por su inesperado acto el pasado 24 de septiembre. 
 
Acar explicó que su tía Abi Mustafa llevaba un mes discutiendo con sus vecinos por los espacios para estacionar sus autos. Y sus vecinos de manera de venganza aquel día habían estacionado su auto frente al garaje, eso impidió que su preciada tía pueda ir al trabajo. 
 
Una filmación muestra cómo "Tulk" levantó con sus manos la parte delantera del Vauxhall Corsa y lo sacó del camino, incluso sacándose los zapatos para ganar empuje. Los vecinos ahora se quejan de que el hombre dañó su motor y la policía está investigando denuncias por daños criminales. 
 
Acar afirma que le molestó la forma en como trataron a su tía, y no prendía levantar el auto, pero cuándo se acercó y vio que si podía, no dudó en hacerlo.
Redacción

Un hombre de 23 años se vio obligado a utilizar su fuerza para resolver una "pequeña" disputa que tenía su tía con los vecinos. 

 

Hakan Acar fue apodado en  redes sociales como "El Tulk" (por el personaje El Increíble Hulk) por su inesperado acto el pasado 24 de septiembre. 

 

Acar explicó que su tía Abi Mustafa llevaba un mes discutiendo con sus vecinos por los espacios para estacionar sus autos. Y sus vecinos de manera de venganza aquel día habían estacionado su auto frente al garaje, eso impidió que su preciada tía pueda ir al trabajo. 

 

Una filmación muestra cómo "Tulk" levantó con sus manos la parte delantera del Vauxhall Corsa y lo sacó del camino, incluso sacándose los zapatos para ganar empuje. Los vecinos ahora se quejan de que el hombre dañó su motor y la policía está investigando denuncias por daños criminales. 

 

Acar afirma que le molestó la forma en como trataron a su tía, y no prendía levantar el auto, pero cuándo se acercó y vio que si podía, no dudó en hacerlo.