Inicio ·Entretenimiento · Artículo

48 años de credibilidad, historia y alegría

Redacción

jesuarez

|

Domingo 01 de Marzo de 2015 - 9:00
compártelo
  • La historia de la televisión ecuatoriana no sería la misma desde aquel 1 de marzo de 1967.
La historia de la televisión ecuatoriana no sería la misma desde aquel 1 de marzo de 1967. Ese día salió al aire el primer noticiero producido en Guayaquil, con sus propios redactores, reporteros, camarógrafos y conductores. Todo un equipo humano que le apostaba a un sueño: ser líderes en la información.
 
 
Ecuavisa nació como Canal 2, por iniciativa y esfuerzos de su fundador Xavier Alvarado Roca. La joven empresa tuvo el apoyo de Canal 7 de Miami, dirigido por Sydney Ansin. 
 
 
Tres años después, el canal abrió su cobertura a todo el territorio nacional. Para el montaje de Canal 8 en Quito, Alvarado se asoció con Jorge Mantilla, director de diario El Comercio de esos años. La señal fue oficialmente inaugurada el 1 de junio de 1970 y se denominó “Cadena de la Unidad Nacional”. 
 
Poco después iniciaron las primeras transmisiones a color, en los días en los que el canal afianzaba su sello noticioso y de entretenimiento. 
 
Ecuavisa apostó desde sus inicios por la producción nacional, entre la audacia y el entusiasmo de sus colaboradores. Programas televisivos como “Cartas de amor”, “Evaristo guerrillero”, “El Cristo de nuestras angustias”, “La Escuelita Cómica” fueron las series pioneras que marcaron el recorrido de las novelas y series más recordadas del canal. 
 
 
¿Quién no recuerda “El Ángel de Piedra”, “El Segundo Enemigo”, “Dejémonos de vainas”, “Las Zuquillo” y “Pasado y Confeso”? Es larga la lista de proyectos de calidad que Ecuavisa le ha dado a la audiencia y que alegraron las tardes y noches del televidente ecuatoriano. 
 
 
Pero Ecuavisa, no es sólo entretenimiento familiar.
 
El quehacer periodístico requiere de una gran responsabilidad y compromiso social, y esas cualidades las tiene su noticiero “Televistazo”, que día tras día, goza de la confianza de los ecuatorianos. 
 
El hombre insigne de este espacio es Don Alfonso Espinosa de los Monteros, que en mayo del año pasado logró acreditarse como el “anchor de noticias con más años al aire ininterrumpidamente”, logro que fue reconocido por varios medios de comunicación nacionales e internacionales. 
 
 
 
Tenía 25 años de edad cuando ingresó al canal, sin imaginar que sería su casa por los 48 años siguientes. 
 
Además de Don Alfonso, Alberto Borges, Fernando Artieda, entre otros dejaron parte de su legado profesional en “Televistazo”. 
 
 
 
 
Y finalmente, las mañanas no serían las mismas sin las revistas familiares. Es por esto que “En Contacto” disfruta de la preferencia de los hogares, gracias a la chispa, la elocuencia y los divertidos segmentos que trae el programa. 
 
Ecuavisa también mantiene la señal “Ecuavisa Internacional”, que está dirigida a los migrantes ecuatorianos que residen en EE.UU.
 
Detrás de esta gran empresa, hay un grupo enorme de personas que trabajan para llevar lo mejor de la televisión a sus casas. 
 

La historia de la televisión ecuatoriana no sería la misma desde aquel 1 de marzo de 1967. Ese día salió al aire el primer noticiero producido en Guayaquil, con sus propios redactores, reporteros, camarógrafos y conductores. Todo un equipo humano que le apostaba a un sueño: ser líderes en la información.

 

 

Ecuavisa nació como Canal 2, por iniciativa y esfuerzos de su fundador Xavier Alvarado Roca. La joven empresa tuvo el apoyo de Canal 7 de Miami, dirigido por Sydney Ansin. 

 

 

Tres años después, el canal abrió su cobertura a todo el territorio nacional. Para el montaje de Canal 8 en Quito, Alvarado se asoció con Jorge Mantilla, director de diario El Comercio de esos años. La señal fue oficialmente inaugurada el 1 de junio de 1970 y se denominó “Cadena de la Unidad Nacional”. 

 

Poco después iniciaron las primeras transmisiones a color, en los días en los que el canal afianzaba su sello noticioso y de entretenimiento. 

 

Ecuavisa apostó desde sus inicios por la producción nacional, entre la audacia y el entusiasmo de sus colaboradores. Programas televisivos como “Cartas de amor”, “Evaristo guerrillero”, “El Cristo de nuestras angustias”, “La Escuelita Cómica” fueron las series pioneras que marcaron el recorrido de las novelas y series más recordadas del canal. 

 

 

¿Quién no recuerda “El Ángel de Piedra”, “El Segundo Enemigo”, “Dejémonos de vainas”, “Las Zuquillo” y “Pasado y Confeso”? Es larga la lista de proyectos de calidad que Ecuavisa le ha dado a la audiencia y que alegraron las tardes y noches del televidente ecuatoriano. 

 

 

Pero Ecuavisa, no es sólo entretenimiento familiar.

 

El quehacer periodístico requiere de una gran responsabilidad y compromiso social, y esas cualidades las tiene su noticiero “Televistazo”, que día tras día, goza de la confianza de los ecuatorianos. 

 

El hombre insigne de este espacio es Don Alfonso Espinosa de los Monteros, que en mayo del año pasado logró acreditarse como el “anchor de noticias con más años al aire ininterrumpidamente”, logro que fue reconocido por varios medios de comunicación nacionales e internacionales. 

 

 

Lea también: Alfonso Espinosa rompe 'Récord Guinness' en la televisión

 

Tenía 25 años de edad cuando ingresó al canal, sin imaginar que sería su casa por los 48 años siguientes. 

 

Además de Don Alfonso, Alberto Borges, Fernando Artieda, entre otros dejaron parte de su legado profesional en “Televistazo”. 

 

 

 

 

Y finalmente, las mañanas no serían las mismas sin las revistas familiares. Es por esto que “En Contacto” disfruta de la preferencia de los hogares, gracias a la chispa, la elocuencia y los divertidos segmentos que trae el programa. 

 

Ecuavisa también mantiene la señal “Ecuavisa Internacional”, que está dirigida a los migrantes ecuatorianos que residen en EE.UU.

 

Detrás de esta gran empresa, hay un grupo enorme de personas que trabajan para llevar lo mejor de la televisión a sus casas.